Cargando...
 ES         EN 
Félix Fernández

Te quiero // 2004

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Vídeo y Fotografía

Duración: 4 min 50 seg

Fotografías: negativos 6 x 7 cm

Dimensiones variables

2004

Es un proyecto de colaboración entre Félix Fernández y Andrés Senra. Una reflexión metaartística sobre el proceso de creación. El trabajo en vídeo y fotográfico se sumerge en  los mecanismos intrínsecos a los procesos creativos; la producción de arte como resultado de la colaboración entre artistas genera una amplificación en la que se conectan las experiencias vivenciales y emocionales que han construido nuestras identidades  y que en el transcurso de nuestra relación ha resultado ser sorprendentemente similar en cuanto a contenidos pero con formas divergentes, en esta unión, como la que se da en las relaciones de pareja, hemos creado un producto común en el que resulta imposible distinguir donde estamos cada uno; es un espejo que refleja otra realidad.


-“te quiero... “como afirmación de una realidad que se plasma en la idealización de la figura de un hijo, producto del proceso que surge cuando dos personas se unen para crear.

-“no por lo que eres...” partimos de un pasado continuo haciendo referencia a la fuente vital de la que cada uno de los dos partimos, formalizada en la imagen de Rómulo y Remo siendo amamantados, en este caso, por la diosa de la fertilidad.

-“Sino por lo que soy cuando estoy contigo...” se desarrolla en un futuro utópico inminente donde las figuras de los jugadores de fútbol son tomados como referencia del ídolo de masas. Bajo una amenaza inherente tiene lugar un intercambio creativo perfecto desde el que nos dirigimos hacia lo inevitable.

Entre las lecturas propuestas somos conscientes del punto de inflexión en que se encontraba la comunidad homosexual en el estado español en el momento en el que se hizo la pieza, en el que la reforma de la ley de parejas iba a permitirnos, como colectivo, acceder a una institución creada en su origen para el sostenimiento de la sociedad heteropatriarcal , lo que nos hizo acercarnos a este acontecimiento con una cierto enfoque entre la simpatía y la ironía hacia esta forma de entender las relaciones de pareja, por todos los beneficios legales y económicos que acarreaba, por el fin de una situación de discriminación vejatoria a la que se nos condenaba y con las contradicciones que nos produce a nosotros al poder formar parte de una institución a la que miramos con desconfianza.